CINCO CLÁUSULAS ABUSIVAS QUE PUEDES ENCONTRAR EN TU HIPOTECA

CINCO CLÁUSULAS ABUSIVAS QUE PUEDES ENCONTRAR EN TU HIPOTECA

En los últimos años, la justicia ha dado la razón a los consumidores en incontables ocasiones por las numerosas cláusulas abusivas presentes en las hipotecas de miles de ciudadanos. Las primeras, las cláusulas suelo, abrieron la vía a reclamaciones millonarias contra la banca después de que el Tribunal Supremo las declarara nulas –que no ilegales– en mayo de 2013.

 

(SENTENCIA)

 

Sin embargo, la batalla judicial de las cláusulas suelo era tan solo la punta del iceberg que dejó al descubierto los numerosos abusos cometidos por las entidades financieras con otras muchas cláusulas que eran abusivas.

 

A día de hoy, aunque muchas de las cláusulas ya han sido declaradas nulas por parte de la justicia, lo cierto es que siguen presentes en miles de hipotecas y aún pueden encontrarse en los nuevos contratos hipotecarios. Pero ¿por qué siguen apareciendo en las hipotecas? Sencillamente, porque la justicia no considera que sean ilegales, sino NULAS cuando el cliente no ha sido debidamente informado de su presencia y de las consecuencias que pueden tener o cuando dichas cláusulas son totalmente desproporcionadas. Detallamos a continuación las Cláusulas abusivas que puede encontrar en su Escritura Hipotecaria:

 

1.- Cláusula suelo

Es una cláusula que fija un interés máximo y un mínimo -este último generalmente muy desproporcionado- a pagar por los consumidores en sus hipotecas. Ha impedido que miles de hipotecados hayan podido beneficiarse de las fuertes bajadas del Euribor en los dos últimos años. La Asociación de Consumidores llegó a estimar que nueve de cada diez hipotecados no fueron informados por su banco o caja de que su crédito contaba con una.

 

El Tribunal Supremo las declaró nulas en mayo de 2013 en aquellos casos en los que hubiera habido falta de transparencia por parte de las entidades financieras y el cliente no hubiera sido informado apropiadamente de las consecuencias de su aplicación. Obligó a BBVA, Cajamar y NovaCaixaGalicia y al Banco Popular, a devolver el dinero cobrado de más a partir de esta fecha, pero posteriormente la mayoría de entidades financieras comenzó a eliminarlas también de sus contratos, aunque hubo entidades, como el Banco Sabadell que no solo defendió la legalidad de sus cláusulas, sino que siguió comercializando hipotecas con cláusulas suelo varios meses después de la sentencia del Alto Tribunal.

 

Ahora el Tribunal Superior de Justicia de la UE (TJUE) se ha pronunciado y ha afirmado que la nulidad de dichas cláusulas tiene efectos retroactivos.

 

(SENTENCIA)

 

2.- Vencimiento anticipado del préstamo

 

Esta cláusula permite al banco declarar vencido el préstamo antes del plazo pactado y reclamar de manera anticipada al hipotecado el importe total de la deuda en determinadas circunstancias, como el impago de alguna de las cuotas.

 

Antes de la modificación de la Ley de Enjuiciamiento Civil en mayor de 2013, los bancos podían reclamar la totalidad de lo adeudado desde el impago de una sola cuota, pudiendo iniciar, por tanto, la ejecución hipotecaria, si bien solían esperar a la acumulación de deuda de varias mensualidades. Tras la reforma, los bancos deben esperar al impago de tres cuotas mensuales -o un importe equivalente a tres mensualidades- antes de interponer la demanda de ejecución hipotecaria. No obstante, el deudor puede rehabilitar el préstamo abonando la deuda que tenga pendiente hasta el momento del pago.

 

Al igual que sucede con las cláusulas suelo, la justicia Española y Europea ha declarado nula esta cláusula. No obstante, la nulidad de la cláusula no siempre conlleva el sobreseimiento de la ejecución hipotecaria. La justicia ha venido dictaminando resoluciones que o bien inadmiten el procedimiento de ejecución hipotecaria si el juez declara la nulidad de la cláusula de vencimiento anticipado como “abusiva“, o bien han declarado el sobreseimiento del procedimiento, con los efectos que ustedes se pueden imaginar “no procede despachar ejecución hipotecaria“.

 

En esta misma línea está la cláusula de relativa a la liquidación unilateral de la deuda impagada, que establece que el banco puede presentar por su cuenta la liquidación del préstamo para iniciar el procedimiento de ejecución hipotecaria, sin que el cliente pueda oponerse.

 

(SENTENCIA)

 

3.- Intereses de demora

Los intereses de demora en los préstamos hipotecarios ya fueron regulados legalmente en 2013 tras la modificación de la ley hipotecaria que los limitaba a tres veces el tipo del interés legal del dinero -actualmente en el 3%- de tal manera que hoy en día no pueden superar el 9%. Se trataba de una rebaja significativa respecto a los porcentajes que venían aplicando antes de 2013 las entidades financieras y que oscilaban entre el 20% y el 30%.

 

En junio de este año, el Tribunal Supremo también se pronunciaba al respecto señalando que el interés de demora no debe superar en dos puntos el interés inicialmente firmado. Fue precisamente esta sentencia la que provocó durante el verano la parálisis en la inscripción en los registros de cientos de hipotecas que, a ojos del Supremo, contenían intereses abusivos.

(SENTENCIA)

 

4.- Asunción de los gastos en el préstamo hipotecario

Algunas hipotecas también incluyen cláusulas que imponen al consumidor todos los costes derivados de la formalización del contrato del préstamo hipotecario, como la intervención notarial, registral y el pago de los tributos que corresponden al banco, como ocurre en ocasiones con el impuesto de actos jurídicos documentados (AJD).  El Tribunal Supremo considera que la imposición al prestatario del pago de todos estos gastos es abusiva, y por tanto, dicha cláusula es nula.

 

(SENTENCIA)

 

5.- Fuero

 

En algunos contratos hipotecarios, el banco también impone al deudor el sometimiento a un determinado fuero obligando al cliente, en caso de litigio, a acudir a los tribunales que correspondan al lugar que conviene a la entidad financiera. Por ejemplo, una pareja que compra una vivienda en Pinto pero que cualquier conflicto judicial con la entidad deba resolverse en Madrid capital.

(SENTENCIA)

No Comments

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

A %d blogueros les gusta esto: